Fernando Alonso deja en silencio a sus competidores

0
61
Lewis Hamilton
fernando alonso

Lewis Hamilton se quedo blanco, en el circuito de Yas Marina en Abud Dhabi cuando  Fernando Alonso arranco el motor delV10 del Renault R25

El gran campeón del mundo, Lewis Hamilton, al que todo el mundo le debemos un gran respeto, parecía un niño en una tienda de juguetes al escuchar un Fernando Alonso.

La Fórmula 1 Considerada como la cúspide del automovilismo cada vez cuenta con menos argumentos para que la sigan nuevas personas. 

  • Carreras en las que los pilotos se quedan sin batería por lo que no puede ir al límite de sus posibilidades.
  • Motores que buscan mas la eficiencia de combustible que la posibilidad de ir a más velocidad.
  • Victoria de carreras que se deciden en los boxes.
  • Normativas que icluso desde la pretemporada convierten en favoritos a un equipo a un equipo ante la impotencia del resto.

Para el mundial 2021, Fernando Alonso  sustituirá al piloto Daniel Ricciardo.

Fernando destacaba que disfrutaba más con los coches de antes que con los de ahora “No se puede ir lento con este coche. Puedes ir al máximo en todas las vueltas porque no tienes que recargar la batería”.

En la fórmula  1, aunque los coches son más rápidos, se ha convertido en una competición donde se ha perdido la expresión “ya rugen los motores”.

Se ha perdido la intimidación que había detrás de ese sonido, ese grito de los coches.

Ahora se puede entrar en un box sin ningún tipo de protección para los oídos y salir sin un dolor que hace años podía mandar incluso al hospital.

Por este motivo, todos los corredores se sorprendieron en la exhibición que Fernando Alonso hizo en el circuito de Yas Marina en Abud Dhabi.

Al volante del Renault R25 de 2005,  volvió a traer al circuito de la Fórmula 1 ese sonido, el estremecedor alarido de los motores V10 que puso la piel de gallina a todos los demás corredores.

Sonido que hasta el 2005 fue típico de las grandes carreras y que ya se había dejado de escuchar.

Muy pocos son ya los corredores que saben lo que es tener que ponerse tapones de los oídos para evitar que el chillido de esos propulsores les hiciese daño.

Este fue el motivo por el que muchos corredores le tuvieron envida a Fernando Alonso, al escuchar el estruendo de su coche.

Uno de ellos fue Lewis Hamilton, que llegó en el segundo año de los V8 y, por tanto, no pudo rodar en carrera con un V10 en sus manos.

Al hepta campeón mientras hablaba con la prensa, le recorrió un escalofrio, al escuchar a Fernando Alonso dando vueltas al volante del Renault.

Y admitío «Oh, ese sonido es tan guay… Es el mejor sonido de un coche de carreras. Odio que lo hayan tapado”. 

TEMAS DE INTERES:

La Autoobservación

La Muerte

El Viaje Astral

SÍGANOS EN:

Facebook

Twitter