LA CANCIÓN PSICOLÓGICA

0
51
LA CANCIÓN PSICOLÓGICA

Todos los seres humanos tenemos canciones psicológicas, que consisten en la repetición continuada en nuestra mente o la repetición continuada a otras personas, de todas esas cosas que creemos que otras personas nos deben, por lo bien que nosotros nos comportamos con ellos y que ellos no han sabido pagarnos como nosotros creíamos que tenían que hacerlo.

Las canciones psicológicas o deudas que otras personas tienen hacia nosotros, por el trato que nosotros les dimos, nos producen quejas, dolor o amarguras  por el mal trato recibido, sentimientos de venganza, resentimiento, emociones negativas, ansiedades por los males que nos causaron, violencia, envidia, incesante recordación de deudas, etc., etc., etc.

En los momentos en los que estamos cantándole estas canciones psicológicas a otras personas, estas canciones, no nos permiten ser felices, y detienen nuestro progreso interior del alma, nos hacen perder mucha energía, hipnotizan nuestra conciencia, fortalecen nuestro amor propio y defectos, nos hacen tratar injustamente a esas personas, etc…

Nuestras canciones psicológicas, nuestra auto-consideración interna o íntima, producen consecuencias perjudiciales para nosotros y para las relaciones que tenemos con los demás.

Por un lado al identificamos con el sufrimiento que nos han hecho, no saboreamos las cosas bonitas que nos están pasando, manteniéndonos atrapados en el pasado, a su vez, esta auto consideración, hace que nos auto valoremos demasiado, que nos creamos que nos lo merecemos todo y que sintamos lastima de nosotros mismos..

Una de las formas más corrientes de auto-consideración íntima es la preocupación por lo que otros puedan pensar sobre uno mismo; “si hago esto, pensaran que soy …..”

Por otro lado, muchas actitudes hostiles hacia ciertas personas que ningún mal nos han hecho, se deben precisamente a tales preocupaciones nacidas de la auto-consideración íntima.

Las peores canciones psicológicas, las que más sufrimiento nos producen, son las canciones secretas, esas que nos cantamos a nosotros mismos cuando estamos solos, que nos somos capaces de contárselas a nadie, ya que están basadas en nuestros sufrimientos más profundos.

Estas producen mucha tristeza interior, una sensación de monotonía y espantoso aburrimiento, de cansancio íntimo o frustración, a cuyo alrededor se amontonan los pensamientos y sentimientos negativos.

Nuestras canciones psicológicas hacen que nos queramos mucho, fortaleciéndose espantosamente nuestros defectos.

Para ser felices, debemos basarnos en la Ley de la Misericordia y del perdón, y trabajar interiormente  por no identificarnos por lo que creemos que nos deben.

Si realmente queremos ser felices, debemos auto-observarnos de instante en instante y aplicar la muerte en marcha a todos estos pensamientos y emociones negativas  que nos producen que estemos cantando estas canciones articuladas o inarticuladas, tan negativas para nosotros y para los demás.

¿Cómo eliminar nuestras canciones psicológicas?

1º.- Autoobservación: Observar de instante en instante, en nuestro mundo interior, la multitud de pensamientos, emociones, etc, que se nos están manifestando, cuando estamos cantando esas canciones psicológicas.

2º.- Aplicar la Muerte en Marcha: Se realiza de instante en instante y es la técnica para eliminar de nuestro interior, todas esas emociones, pensamientos, instintos, etc.. que nos hacen sufrir.

¿Cómo se realiza la Muerte en Marcha?

En el momento exacto que se manifieste, cualquier pensamiento, sentimiento, instinto, etc, negativo, pedirle a nuestra Madre Interior que lo elimine: “Madre elimínalo”.

Se le pide de una forma natural, espontánea, como cuando un niño se dirige a su madre y le sale del corazón.

Esta técnica debe de aplicarse de instante en instante.

Si quiere más información sobre la Muerte en Marcha

Temas de interés:

La Autoobservación

La Muerte en Marcha

El viaje en Astral

Síganos en:

Facebook

Twitter